Raza de Perro PUG o CARLINO

El perro Pug o Carlino procede de China. Algunos piensan que podrían ser parientes de perros más grandes como algunos molosoides y otros aseguran que pueden tener relación con pekinés y otros perros semejantes.

  • Peso: Entre 6 y 8,5 Kg
  • Altura: Entre 25 y 33 cm Machos y entre 25 y 30 cm Hembras
  • Nivel de Energía: Baja – Media

Toda la información sobre el PUG o CARLINO

El lema de esta raza es «Multum in parvo» una expresión en latín que significa «mucho en muy poco» Se trata de un perrito de compañía que mide unos 25-33 cm en edad adulta, pero es cuadrado, fuerte, musculoso y sorprendentemente pesado para su tamaño (6,3-8,1 kilos). Su pelaje corto, suave y brillante puede ser de color plata, albaricoque, pardo o negro.

 

  • Original de: China
  • Tamaño: Pequeño
  • Carácter: Este perrito de compañía encantador y de buen temperamento es un compañero alegre y sociable. Estos pequeños perritos encierran grandes personalidades y harán las delicias de pequeños y grandes. 

Características del PUG o CARLINO

Tamaño y Peso del Pug o Carlino

Tamaño:

Rango de peso:

Machos: 6 – 8,5 kg

Hembras: 6 – 8 kg

Altura a la cruz:

Machos: Entre 25 y 33 cm

Hembras: Entre 25 y 30 cm

Expectativas del Pug o Carlino

Nivel de energía: Bajo – Medio

Esperanza de vida: 12 a 15 años

Tendencia a babear: Baja.

Tendencia a roncar: Alta

Tendencia a ladrar: Baja

Tendencia a excavar: Baja.

Necesidad de atención/Socialización: Alta

Criado para:

Compañía

El pelo del Pug o Carlino

Longitud: corto

Características: liso

Colores:diferentes tonalidades como plateados, leonados, negros, de tonos albaricoque o beige, si bien los plateados no son muy comunes.

Necesidad de aseo general: Bajo, un cepillado una vez por semana

La palabra «pug» puede provenir del inglés antiguo pugg, el cual es un término cariñoso para un pequeño amigo juguetón. Los cachorros pug se conocen como pugletitos. El término carlino se origina en Francia debido a un famoso actor italiano del siglo XVIII, Carlo Antonio Bertinazzi, cuyo seudónimo fue Carlin, y su aspecto al interpretar el personaje Arlequín en el teatro parisino, recordaría al característico antifaz negro de la raza.

Descripción

Es un perro bajo y macizo de aspecto cuadrado y compacto, bien proporcionado y musculoso; la cabeza grande, redondeada y de aspecto sólido, está cubierta de pliegues; el hocico es cuadrado y chato; los ojos, grandes y oscuros; tiene las patas rectas y la cola rizada. El pelo es apretado, suave y brillante. No saben nadar

El doguillo puede ser de color leonado con sus dos variantes: color plata o albaricoque suave con un antifaz o máscara negro, en los dos casos presenta una raya negra que va de la cabeza a la cola, igual que también puede ser negro puro. Existen camadas de diferentes colores no reconocidos por el estándar de la raza, que pueden ser de color atigrado, siendo el blanco uno de los más comunes. Se han visto otras variantes pero en menor medida.

Comportamiento

Los carlinos si son bien entrenados y adecuadamente socializados no son animales agresivos. Al igual que cualquier perro, pueden morder, pero es raro que esto ocurra sin que nadie le haga maltrato hacia el animal. Incluso se llevan muy bien con perros de raza más grande que ellos.

Ante los seres humanos, tienden a mostrarse juguetones y buscan la interacción. Sin embargo, pueden ser recelosos ante los extraños, y anunciar con sus ladridos la presencia de personas desconocidas. Si bien por su tamaño no son perros guardianes, sí son buenos «perros de alerta o alarma».

Respecto a su inteligencia, el doguillo ocupó el puesto quincuagésimo séptimo en la clasificación de Stanley Coren acerca de la inteligencia de los perros.​Tienden a veces a la tozudez, y no necesariamente acuden cuando se les llama, sino más bien cuando ellos quieren. A pesar de ello no son de alejarse mucho de sus dueños y prefieren la compañía de estos a la de otros perros.

Un ejemplar saludable se comportará vivaz, activamente en sus primeros años de vida (correr, saltar y ladrar constantemente), pero esta característica tiende a desaparecer con los años, ya que los animales de cinco o más años suelen ser más tranquilos y disfrutar más de los sillones que de la calle. Su estructura maciza hace que toleren bien el juego con niños y adultos.

Cuidados

Dada la particular forma de su cráneo, sus ojos tienen un aspecto saltón y alegre. Al encontrarse los ojos localizados anteriormente, están más expuestos al roce con plantas y objetos que los ojos de otros perros, y es recomendable llevarlos al veterinario cuanto antes si presentan una lesión. Es recomendable que se limpien una vez a la semana los ojos del animal con un algodón humedecido con agua hervida fría o té frío, con el fin de eliminar secreciones y/o suciedad.

Las características arrugas de la cara también pueden acumular secreciones y suciedad. Se recomienda al menos una vez a la semana limpiar suavemente entre las arrugas utilizando el mismo método. No es necesario aplicar jabones, cremas u otras sustancias. El simple aseo basta y sobra. Hay que secar bien los pliegues con una gasa seca, ya que si permanecen húmedos se crea irritación.

 

 

También hay que tener especial cuidado con los oídos, ya que al tener las orejas caídas el aire no circula y permite que la humedad se mantenga, lo que podría ocasionar infecciones en el oído de tipo fúngico o bacteriológico, principalmente. Para evitar esto es suficiente con asear las orejas una vez a la semana con una gasa semi húmeda, recordando secarlas bien para evitar irritación. No es aconsejable utilizar bastoncillos porque se podría ocasionar algún daño permanente.

Si bien es un perro de pelaje corto, tiende a pelechar constantemente, por lo que no se recomienda su tenencia a las personas alérgicas o asmáticas. Presentan un característico olor acre que puede incomodar a algunas personas, pero que disminuye con un baño cada par de semanas.

 

 

 

Salud

El pug es una de las razas llamadas braquicéfalas, lo que significa que tiene una cabeza redondeada y un hocico muy corto con los ojos protuberantes. Por lo tanto, padecen del síndrome braquicefálico, y debido a que su nariz es muy corta, a menudo sufren disnea (dificultad para respirar), también pueden sufrir de lesiones en la córnea por la irritación constante con el pelo del pliegue nasal. Al ser braquicéfalos soportan mal el calor. Tienen la tráquea más estrecha que otras razas de perro, y pueden padecer serios problemas respiratorios y problemas del corazón.

Su cola tiene una característica forma de espiral o de letra «Q». Esta variación de la forma de la cola se debe a que las vértebras en esta porción de la columna son en realidad hemivértebras. En algunos cachorros, esta alteración de la forma se puede prolongar hacia el resto de la columna, y pueden llegar a presentar síntomas de espina bífida. Un animal que sufre esta malformación no debe reproducirse, con el fin de que no se transmita este problema a su descendencia.

Un 1% de los cachorros pueden llegar a presentar una enfermedad neurológica degenerativa llamada encefalitis del pug (o PDE por sus siglas en inglés). Esta enfermedad es letal y no tiene cura conocida. Por esta misma razón los perros no deben reproducirse antes de los dos años, con el fin de no transmitir este gen a su descendencia. Pasado el año de vida es muy poco probable que el pug llegue a presentar esta enfermedad.

Endogamia

Por su llamativo aspecto se tiende a pensar que las características del pug son el resultado de la manipulación genética o la cruza endogámica. Un documental de investigación llevado a cabo por la BBC encontró una excesiva endogamia entre los perros de pura raza, con un estudio realizado por el Imperial College de Londres ​mostrando que de los 10.000 pugs registrados en el Reino Unido su patrimonio genético es de tan alto grado consanguíneo, que se reduce al equivalente de solamente 50 individuos.

Obesidad y sobrepeso

 

 

Uno de los problemas de salud que presenta la raza,​ es también uno prevenible, y que depende exclusivamente del dueño. Esta enfermedad es la obesidad. El pug es un animal pequeño, y requiere de poco alimento, sin embargo, al ser un animal de compañía, los dueños tienden a sobrealimentarlo y/o compartir sus comidas con ellos, lo cual no debe hacerse. El pug puede perfectamente alimentarse con pienso seco, y no pasar hambre ni requerir ningún suplemento extra. También puede alimentarse de forma natural con BARF vigilando las porciones de su alimentación.

Un animal obeso enfermará, puesto que tendrá aún mayores problemas para poder respirar, se agotará aún con mayor facilidad o comenzará a sufrir problemas en la columna y en las articulaciones. Un pug alimentado sanamente es, en cambio, un animal robusto, con su musculatura bien marcada y claramente visible bajo la piel.

Un pug saludable puede correr tan rápido como cualquier otro perro y puede saltar dos o tres veces su propia altura. El método para tratar el sobrepeso será siempre reducir la dosis alimentaria y los «premios», nunca se debe intentar que el animal haga más ejercicios de lo normal, ya que su sistema respiratorio no soportaría esa presión, debido a que su sistema respiratorio es similar al de un humano asmático y puede tener consecuencias

Razas de Perros Relacionadas

Subscríbete a nuestra newsletter y te avisaremos cuando nuestra web esté acabada y visible.

Muchas gracias, te esperamos de vuelta!

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Razas de Perros will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.
A %d blogueros les gusta esto: